UN BUEN TRABAJO.

Entrenador-8

En el final de la temporada 2018/19, la AMBICIÓN, constancia, inconformismo, superación, PASIÓN, trabajo, sacrificio, AMISTAD, lealtad, SALUD, voluntad… son algunos de los valores de este club que tiene como objetivo crear grandes deportistas que sean grandes PERSONAS.

Cuando nos paramos a valorar, visualizar y reflexionar toda la temporada encontramos muchas cosas que mejorar y que podríamos haber hecho mejor, y siempre las habrá, pero las que hemos hecho bien siempre tienen que sobreponerse a las otras, y las otras tienen que darnos esa motivación por mejorarlas.

Dejando a un lado ese mundo en el que vivimos toda la temporada, de medallas, segundos, décimas, posiciones… me quedo con un año donde hemos consolidado un proyecto ambicioso pero viable, del que hemos disfrutado de nuestra natación, del que hemos sabido superarnos a nosotros mismos y mirar mucho más adelante de nuestra realidad, salir de nuestra burbuja y saber que hay mucho que mejorar, trabajando con humildad y ganas por ser mejores día a día.

Mi misión como entrenador siempre será guiar, acompañar y disfrutar de las experiencias de mis nadadores, desde pequeños a grandes, intentando que logren ser lo más autónomos posibles y que llegue el momento en que sólo tenga que contemplar y disfrutar lo trabajado.

Gracias a todos los miembros del club, junta directiva, padres y madres, nadadores y nadadoras y a Roberto Jimenez por ser mi mano derecha, apoyarme en todas mis decisiones y estar sobre todo en los momentos más difíciles, pero sobre todo, por hacerme DISFRUTAR en nuestro día a día. Enhorabuena por tu gran trabajo, no existen las coincidencias, existe el trabajo para que todo lo deseado ocurra.

Mi mayor deseo es seguir creando ilusiones, sueños y hacer posible que se cumplan, enseñando lo increíble que puede llegar a ser este deporte.

Eso sí, ahora toca descansar y recargar pilas!!!

Alberto Gallego Otero
Alberto Gallego Otero